Las redes no-sociales

(Imagen de victorgb.com)

El otro día decidí hacer una reflexión sobre las redes sociales.

Sí, ya que se que en este momento todos estáis pensando que os ha pasado a vosotros también. Creía sinceramente que no me servían de mucho, así que valoré la situación y comencé repasando a mis “amigos” de Facebook. Sigue leyendo

Anuncios

Exceso de silencio

(Imagen de genoveses.blogspot.com)

Últimamente me he dado cuenta de que cada vez hablamos menos. Quizás, ahora que reflexionáis sobre ello, hayáis llegado a la misma conclusión.

Ocurre en todas partes, en las paradas de autobús, los ascensores, las colas del supermercado. Miras a tu alrededor y lo que más se ve es gente con el móvil en la mano tocando la pantalla sin pestañear. Vivimos demasiado rápido en un mundo donde a pesar del silencio entre nosotros tenemos mucho ruido a nuestro alrededor. Si os paseáis por la calle, escucharéis a los coches, al viento entre los edificios y quizás la sirena de algún coche de policía. Pero ¿cuanto hace que no tenéis una buena conversación? ¿cuanto hace que no os ponéis a hablar con vuestra mejor amiga de cosas importantes? No me refiero a contarse las penas, me refiero a cosas importantes de verdad.

Mucha tecnología, mucho whatsapp, innumerables redes sociales…y todo eso para alejarnos. No deja de ser una paradoja interesante, hemos creado más tecnología para comunicarnos y eso mismo hace que nos separemos. A veces el silencio nos cubre como una manta en invierno y nos refugiamos en nuestro teclado de móvil, que nunca nos pondrá una mala cara por no hacerle caso. Nunca nos rebatirá el hecho de ignorarle el tiempo que queramos, nunca tendrá celos. Los seres humanos, sí. No es necesario que arrojemos los móviles al mar, y tampoco que desconectemos los ordenadores, basta con querer volver a hablarnos. Me sigue pareciendo mucho más interesante la idea de tomar algo con un amigo a la de estar tres horas hablando con whatsapp con alguien, sea quien sea. Irte a un bar, sentarte, relajarte, pedir el café/refresco/batido, ¿hay algo igual? 

Comentaban en la televisión hace poco algunos expertos que las redes sociales nos dan una idea distorsionada de nuestro círculo social. Nos hacen creen que tenemos cientos de amigos, y no siempre es así. Los amigos son, en mi opinión, los que viven en nuestra ciudad y vemos habitualmente. O al menos aquellos a los que nos sentimos muy unidos. Cuando tenemos gente con la que solo hablamos una vez al año para decirles “felicidades”, quizás no son tan amigos.

Pensad sobre ello, llamad a alguien para tomar un café y veréis la gran diferencia que hay entre lo digital y lo real.

20 años de SMS

(imagen de sergio-hdz.blogspot.com)

 

El pasado 3 de diciembre era el aniversario de los mensajes de texto, o SMS. El 3 de diciembre de 1992 se mandó el primer mensaje, y desde ahí el resto es historia.

En un principio, el teléfono solo era para hablar. Pero en cuanto aparecieron los mensajes, todo el mundo comenzó a utilizarlos como forma habitual de comunicación, al ser más baratos que una llamada. Esto además trajo la monetización del servicio, ya que muchas marcas usaban este sistema para atraer a potenciales clientes. Lo mismo ocurrió con programas de televisión, ¿cuántas veces habremos escuchado la frase de “manda un SMS a este número y vota”? Muchísimas. Además, en el caso de los concursos de televisión a veces había que mandar dos mensajes, pero la gente lo aceptaba, se ve que la crisis no había llegado todavía. Debido a esos buenos tiempos, términos como SMS son aceptados ahora por la RAE.

Pero el tiempo lo acaba destrozando todo. Y, de repente, llegó internet, que no tardó en pasar de la pantalla del ordenador a nuestros smartphones de bolsillo. Con los móviles llegó el whatsapp y se acabó la historia de los mensajes de texto, de forma fulminante. Ya no era necesario escribir, esperar a que lo lean o dejarnos unos céntimos. La inmediatez manda.

El Papa tendrá twitter

(imagen de lavozlibre.com)

(imagen de lavozlibre.com)

Tras los escándalos de Vatileaks, alguien en el Vaticano se ha dado cuenta de que valdría la pena ser más abiertos, comunicar más. En definitiva, ser más trasparentes.

Y para dar ejemplo, el Papa Benedicto XVI acaba de crearse una cuenta de Twitter. Responde al nombre de @pontifex, y en el momento de escribir estas líneas ya cuenta con 362.254 seguidores. Pienso que lo importante no solo son las formas, sino también el mensaje, así que si la comunicación es mala o confusa poco importará que el Papa tenga Twitter, Facebook o Pinterest…Pero no se puede obviar que es un avance. Como era de esperar, el propio Ratzinger no administrará la cuenta, sino que lo hará una empresa española, llamada Agencia 101. Los mensajes se podrán leer en ocho idiomas, inglés, español, italiano, portugués, alemán, polaco, árabe y francés, en una clara apuesta por llegar a toda la gente.

Seres sociales

(imagen de emprenderenfemenino.blogspot.com)

 

Seguro que a muchos de vosotros os gusta la playa. Ahora bien, cuando vais a la playa y hay poca gente, ¿donde os ponéis? ¿preferís estar cerca de alguien o más alejados? La pregunta tiene guasa. Lo normal es que os guste poneros cerca de la gente, en vez de alejados hasta el final de la orilla.

Y es que somos somos seres sociales, no podemos evitarlo. Personas que han pasado en soledad mucho tiempo sin pretenderlo, como por ejemplo tras un accidente mientras les buscaban, aprecian sobre todo volver a ver personas y tratar con ellas. Sigue leyendo