Ejemplos olímpicos

2048-4

(Imagen de cosas.pe)

Acaban los JJOO de Rio y los amantes del deporte nos vemos obligados a hacer un minuto de silencio. No es nada oscuro, es un pequeño homenaje a todos los deportes que van a morir durante cuatro años hasta Tokyo 2020, cuando volverán a resurgir. Sigue leyendo

Anuncios

El pasado olvidado

La selección que conquistó la Eurocopa de 2008 (Imagen de seleccionfutboloscar.blogspot.com)

Es como si todo volviera a empezar cada vez que rueda el balón. No importa el pasado, ni el futuro, solo el presente.

Pita el árbitro y no importa si eres campeón de Europa, de tu barrio, de tu pasillo o del mundo. Si no juegas bien, te silban. Si juegas bien, te aplauden. Es la mala costumbre que tenemos de elevar y enterrar a los humanos, a aquellos que nos ilusionan y a través de los cuales sufrimos. En parte es normal, forman parte de nuestro entretenimiento los deportistas que vemos por la pantalla de televisor y en los estadios, como antaño los juegos del Coliseo, no siempre sangrientos. Sigue leyendo

El fútbol y sus piscinazos

(Imagen de ligafutbol.net)

Nunca lo entenderé.

Dicen que millones de personas no pueden estar equivocadas. Pero cuando millones de personas siguen un deporte donde sus estrellas se tiran a la hierba cada vez que las rozan, me tengo que plantear si es algo normal o no. Si, ya se que no todos los jugadores lo hacen, pero quizás la gran mayoría sí. Seguramente esa sea la prueba de que el fútbol es cada vez más un negocio que un deporte, sin ser enteramente una cosa o la otra. Sigue leyendo

El gol del eterno Antonio Puerta

Antonio Puerta (imagen de u.goal.com)

Ayer se cumplieron seis años de la muerte de un gran futbolista. 

Antonio Puerta no era nada mediático. Nació en Sevilla, cerca del Ramón Sánchez Pizjuán, y desarrolló toda su carrera en el Sevilla F.C. Ascendió desde las categorías inferiores hasta que debutó en la temporada 2003/2004 con el primer equipo. El año siguiente, 2004/2005, alterna su presencia en el filial con el primer equipo, y es convocado por la selección para jugar los Juegos Olímpicos del Mediterráneo en 2005, donde gana la medalla de oro. Juega de lateral izquierdo.

Pero cuando realmente se hizo famoso fue en la noche del 27 de abril de 2006, una gran noche competición europea. El Sevilla lo había hecho todo bien en la UEFA, sin embargo el partido de ida de semifinales en Alemania contra el Schalke 04 fue duro, y terminó 0-0. Todo se decidiría en la vuelta. El reloj avanzaba y la afición se ponía nerviosa. El partido acaba 0-0 y comienza la prórroga. Todo el mundo aguanta la respiración, el Sevilla nunca ha conseguido un título europeo. Jesus Navas sube el balón por la derecha, centra al área, y ocurre esto:

El estadio estalla. Dos semanas después, el Sevilla gana la final de la UEFA contra el Middlesbrough inglés (4-0). Empieza en ese momento la mejor época de la historia del club. Puerta es convocado ese verano para jugar con la selección sub-20 para jugar la Eurocopa.

Nada más empezar la temporada 2006/2007, la racha continúa. El Sevilla gana la Supercopa de Europa al F.C. Barcelona. En octubre, Puerta es convocado por Luís Aragonés para jugar con la selección absoluta en un partido oficial contra Suecia, cumpliendo uno de sus sueños. Esa temporada, el Sevilla queda tercero en la Liga, gana la Copa del Rey y gana de nuevo la UEFA (en la tanda de penaltis, gol de Puerta incluido. La temporada 2007/2008 comienza bien. El 19 de agosto el Sevilla gana la Supercopa de España contra el Real Madrid. Sin embargo, todo está a punto de cambiar.

El 25 de agosto de 2007 se disputa el primer partido de la Liga, entre el Sevilla y el Getafe, con Puerta jugando de titular. Se encontraba en el mejor momento de su vida deportiva y personal, lo ganaba todo con su equipo y era internacional absoluto. Además, iba a ser padre, su novia estaba embarazada y daría a luz en octubre. En el minuto 28, tras una jugada, se desmaya. Recupera la consciencia pero es sustituido por precaución. Yo estaba viendo el partido, y no pareció nada grave. Lo peor fue lo que pasó después, que no salió en televisión. En los vestuarios, se le vuelve a parar el corazón y es reanimado con un desfibrilador. Se le traslada de urgencia a la UCI del Hospital Virgen del Rocío. Esa noche se le paró el corazón cinco veces más. A la mañana siguiente el parte médico indica que ha sufrido daño cerebral, y que su situación es crítica. El 28 de agosto Antonio Puerta fallece debido a la falta de oxígeno en el cerebro, causada por la displasia arritmogénica.

Su muerte conmociona al país y al mundo del deporte en particular. No es el primer caso de muerte súbita, pero es el más dramático ocurrido en España hasta la fecha (posteriormente ocurriría lo mismo con el jugador del Espanyol Dani Jarque). Se guardan minutos de silencio por doquier, se juegan torneos en su honor, la puerta 16 del Sánchez Pizjuán se llena de flores y velas, todos los equipos acuden a su funeral y su dorsal, el número 16, es retirado por el club y se convierte en leyenda. Cada vez que el periodista Andrés Montes narraba los partidos del Sevilla en La Sexta, llamaba a la banda izquierda la “Avenida Antonio Puerta”. Se hacen canciones en su honor, se abren páginas en internet para recordarlo, y desde ese momento, cada vez que llega el minuto 16 en el Sánchez Pizjuán, el público corea su nombre su nombre entre aplausos, así suena:

Las aficiones del Betis y del Sevilla se unieron sin dudarlo para recordarle. En el siguiente partido del Betis, antes de comenzar, se guarda un minuto de silencio y se reza el padre nuestro. Tras la muerte de Puerta, el Sevilla finaliza su gran senda de triunfos. A los tres días de su fallecimiento pierden la Supercopa de Europa, en octubre de ese mismo año dimitió el entrenador Juande Ramos y cayeron en octavos de la Champions League.

Jose María del Nido, presidente del Sevilla, dijo “Sin lugar a dudas hoy es uno de los días más tristes del Sevilla. La zurda de diamante que el 27 de abril de 2006 nos cambió la vida, nos ha abandonado”. El gol de Puerta cambió a todos y a todo. Su muerte, también. Un gran deportista que nos dejó injustamente.

Ya hace seis años de esto, no lo olvidamos.

Se acerca septiembre…

Atardecer en Alicante (imagen de viajayliga.com)

Septiembre siempre ha sido un mes peculiar. Numerosas competiciones deportivas comienzan. Las peñas desempolvan las banderas que han estado guardadas en el almacén durante el verano. Se fabrican y venden zapatillas caras. Se estampan millones de nombres de jugadores en infinitas camisetas de muchos equipos. El césped de los estadios se corta a consciencia, el parqué de los pabellones se pone a punto. Las federaciones cobran sus ingresos, provocando la “cuesta de septiembre” para muchos clubes. Este año será complicado, como lo lleva siendo varios seguidos, por la crisis. Pero los clubes seguirán ahí, demostrando que a la pasión no se le puede poner precio, que las ilusiones no son moneda de cambio aceptada en ningún banco, pero son el combustible más potente que existe.

Es la misma ilusión con la que el estudiante vuelve a preparar su mochila para comenzar las clases. La misma que anima a otro a encerrarse definitivamente en la biblioteca para estudiar las recuperaciones pendientes. El verano está a punto de acabarse, y se nos ha pasado volando. Pero no pasa nada, estamos inmersos en un ciclo que siempre se renueva, siempre hay un septiembre, luego el invierno, y finalmente el verano otra vez. Y no se vosotros, pero yo las grandes experiencias las vivo de septiembre a junio, lo demás es tiempo de descanso.

Aprovechad estos días. No porque los que lleguen ahora sean peores, simplemente porque serán distintos. Y valdrá la pena vivirlos.