La sonrisa

sonrisa

(Imagen de blogs.21rs.es)

Es la expresión de la alegría. O de los nervios. Es la hermana de la risa, incluso a veces van juntas. La que te traiciona y va por su cuenta. Lleva en nuestros labios desde el principio de la Humanidad. Ocupa nuestro rostro y nos viene como anillo al dedo.

Aparece cuando menos te lo esperas, como un disparo venido del país de nunca jamás, como una daga silenciosa. Dispara sustancias químicas donde nuestros elementos se vuelven locos. Tal es su efecto, que dicen que si sonríes al instante empiezas a ver las cosas de forma distinta. Y quizás sea cierto. Y quizás nos entre la risa. O sonriamos.

Es tal especial que su sonido no se escribe como suena, siendo algo extraño en nuestra lengua. Cuando decimos “sonrisa” pronunciamos en realidad “sonrrisa”, y nos quedamos tan a gusto, incluso sonreímos. Es algo internacional, transcultural y fácilmente reconocible.

Estuvo ahí en cada victoria, en cada motivación tras la derrota, en cada ilusión y logro alcanzado. En cada venganza y momento de lucidez. En muchos abrazos y momentos vibrantes. En el amor, en la muerte y en la ayuda. Recorrió caras cuando cayó el muro de Berlín, se terminaron las pirámides y finalizaron guerras. Incluso cuando menos lo esperamos nos visita, iluminándonos.

Es un gesto demasiado humano para ignorarlo, que busca enseñar los dientes y dar el mensaje de “no soy una amenaza”. Así desde que tenemos labios, química y sueños. Así desde que alguien sonrió por primera vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s