Hablando (incluso) en la biblioteca

3550cf1690fcae95c87fc3e130dd77fd

¡Sí! Lo habéis adivinado, es una biblioteca. (Imagen de emaze.com)

Sí. Ya sé que el título de esta entrada podría parecer el título de alguna novela. O quizás de un relato, o una película de bajo presupuesto. ¡Pero no! se trata de la realidad que vivo día tras día en…la biblioteca. Al final hay que tomárselo a risa, que para llorar ya están las noticias.

El silencio es uno de los mayores regalos que podemos disfrutar en este universo. Fijaos si es un regalo tan inmenso, que lo es tanto como el propio universo, porque en el espacio no hay sonido. Todo está silencioso, las ondas sonoras no llegan a propagarse y, supongo, los alienígenas del espacio profundo viven tranquilos. Que suerte.

Aquí, en nuestra querida Tierra, los alienígenas, perdón…los humanos que la habitan, viven hablando. Es lo que hay. Pero claro, si vas a una biblioteca (allí donde reside la cultura) se supone que debes guardar silencio ¿no?

Pues el silencio no es que “se guarde”. Es que se esconde tan profundamente que no llegas a verlo y menos a oírlo. Es decir, que deja de existir, sustituido la mayoría de veces por una algarabía de gente hablando. ¿Hablando en una biblioteca? Choca al principio, porque no es lo que te esperas. Hablar ahí es una desviación de la conducta normal, es un “hago lo que me sale de los cojones aunque os importe”, es un “soy guay y hablo en la biblioteca”. Especial mención desde aquí para todas esas personas que entran hablando y continúan la conversación…¿no se supone que si has entrado tenías que haber hablado fuera? Para nada. Gracias a esas personas salen entradas como esta.

Espero con emoción el día en que alguien se gire y diga “¿alguien me trate un café? O algo de picar“, porque ya es lo último que falta. Luego leo noticias (entre lágrima y lágrima, como he comentado anteriormente) que dicen que el 40% de los españoles no lee. Claro que no, ¿como van a leer si donde se supone que deben leer/estudiar están hablando sin parar? Aunque el ser humano es capaz, en contadas ocasiones, de hacer más de una cosa a la vez, creo que leer y hablar es incompatible, es imposible. Es como si pretendes adelgazar de verdad sin moverte del sillón o comprender porqué Donald (el pato, no el presidente) está siempre afónico. Imposible.

Así cogen la buena costumbre de hablar, y de paso pierden la de escuchar, mientras entes vivientes semejantes a ellos (he sido generoso y lo sabéis) hacen programas en la televisión donde se trata de eso, de hablar. Bueno, más bien de chillar. Eso es lo que se valora hoy en día. Hablar más alto, hablar donde no se puede hablar, ser imbécil, etc.

También, sabiendo que la gente que calla en las bibliotecas está en éxtasis de mala leche ahora mismo leyendo esto, quiero dedicar unas palabras a aquellas personas que cuando alguien habla dicen algo así como “shhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh“. Es como descargar un extintor sobre un conato de incendio, un gesto mágico, que al igual que la espuma apaga las llamas, apaga las voces. Os dejo un vídeo más explicativo.

Es una técnica que se adquiere con el tiempo y la poca paciencia. Al contrario que otras cosas más peligrosas, esta podéis hacerla en casa, tanto en familia como no en familia. Hacérselo a alguien desconocido es pasar al siguiente nivel, pero hay gente muy competitiva. Nunca dejéis pasar la oportunidad de mejorar. Lo del dedo del vídeo es opcional, que conste. Algunos sujetos ante este sonido pueden poner caras raras y mirarte como si fueras de otro planeta. No pasa nada, el mensaje les ha llegado igual.

Mi solución llegó vía Amazon, que como todo el mundo sabe nos salva la vida a veces. Ahora unos magníficos cascos protectores de ruido hacen que pueda estudiar. Sigo oyendo hablar a la gente, pero como si estuvieran lejos (que es donde realmente quiero que estén, pero Amazon aún no consigue eso), y así al menos puedo incluso estudiar de vez en cuando.

Así que ya sabéis. Podréis tener mucha paciencia, pero si tenéis algo que os tape los oídos…¡mejor!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s