Las personas que nos aportan

spotlight_1-o

(Imagen de livelib.ru)

Al final se trata de brillar y recibir brillo. De intercambiar palabras, o abrazos, o besos, o todo a la vez. Al final es una suma enorme de años y años vividos, de emociones sentidas y pensamientos experimentados. De color, de sombra, de lo que las personas nos aportan.

Las buenas conversaciones, las miradas o el tono a veces aportan mucho. Tanto que queremos más, queremos que el tiempo se alargue como si no hubiera mañana, como si no hubiera minuto siguiente. Es en esos momentos cuando quizás, encontrando a los demás, nos encontramos a nosotros. O al menos esos momentos ayudan a ello. Es como estar frente a una linterna a plena potencia y rodeados de oscuridad…es inevitable abrir los ojos para escudriñar todo lo que nos rodea, para encontrar grietas y túneles donde antes todo se fundía a negro. De repente se hace la luz y el mundo cambia.

Si intentamos medir esas sensaciones, que seguro que conoces querido/a Lector/a, nos encontraremos con que no podemos. Porque algunas cosas no se pueden medir, están fuera de la física y la química, están más allá, donde solo llegan las ideas y percepciones. Donde lo metafísico se funde con nosotros y sentimos algo extraño. Donde nos entra la sed de conocimientos y deseamos conectar con esa persona, su ser. No a un nivel físico, sino a un nivel más elevado, buscando aportar y ser aportado, buscando la magia. Por supuesto, esto debe funcionar en las dos direcciones, o no tendrá éxito.

Siempre apreciaré a esas personas que me aportan, que dan brillo. Siempre intentaré tenerlas cerca y quedar, hablar, debatir, aprender, enseñar. No me cansaré de probar. Algunas son huidizas y no es fácil, incluso a veces imposible, conectar con ellas. Pero es parte del camino, de desear algo y no lograrlo. Al fin y al cabo, ya abandoné hace mucho la idea de que las casualidades existen. Así que las piedras que encuentres en el camino están ahí por algo, alguien o algo te las ha puesto para que tu rumbo se desvíe a otras coordenadas. Para que otros te aporten. Para sacar lo bueno. Sigo pensando que algún día todos nos volveremos a ver en otro lugar, otra vida.

Y, al final, nos damos cuenta de que las cosas más importantes de esta vida, no son cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s