Sobrecarga de buenismo

palco-buenista

Viñeta de JM Nieto, de abc.es

Sí, alguien tenía que decirlo.

De pequeño escuchaba a mucha gente decir que una cosa es ser bueno, y otra ser tonto. También que una cosa es ayudar a alguien y otra que se aprovechen de ti. ¿Os ha ocurrido alguna vez que tenéis un buen trato con alguien, al que habitualmente hacéis favores, y el día en que le negáis uno comienza a trataros mal? Le has hecho muchos favores, pero el día en que no lo haces ya no eres la misma persona, eres peor, sencillamente porque no has hecho lo que el quería. 

Últimamente creo que está de moda evitar esta situación, este rechazo. Y para ello los que apoyan a otros, hacen favores y comparten ideas tienen la necesidad imperiosa de mostrarlo a todas horas y todos los días del año. Sin embargo muchas de esas personas estoy convencido de que lo hacen porque lo piensan realmente, no para quedar bien, como en el primer caso.

Igualmente, sean del tipo que sean, me parece exagerado sacarle punta a todo y aprovechar cualquier mínima situación en la vida diaria para reivindicar algo como la paz mundial, los derechos humanos, la igualdad de género o las hambrunas de África. Creo que estamos sobrecargados con ese buenismo, y parece que quien no es animalista, feminista, anti taurino y de izquierdas no puede hablar, no vaya a ser que los demás se le echen encima y le llamen asesino de toros, terrorista machista y facha.

Siempre habrá gente que piense como tú y distinto a ti, pero eso no es excusa para insultar, desear la muerte de alguien o despreciar la opción política de los demás solo por este hecho. No se está de acuerdo y punto, no hay que darle más vueltas. Pero claro, como cada uno piensa que su verdad es la absoluta, mucha gente tiende a pensar que los demás, sencillamente, están equivocados.

En el mundo hay miles de problemas y los seguirá habiendo, y hay que intentar resolverlos, no solo quejarse e insultar a los demás. Y si no te gusta una opción política habrá que buscar votos para cambiarla. Y si no te gusta la discriminación de cualquier tipo tendrás que quejarte. Pero estas cosas no implican sacarle punta a todo, y ese es el fallo que creo que tenemos hoy en día. Así no se conseguirá nada, solo más oposición. La imagen que encabeza esta entrada es muy clara. Mucho ruido y pocas nueces.

Anuncios

Un comentario en “Sobrecarga de buenismo

  1. Pingback: La falsedad de lo auténtico | Desde Alicante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s