De profesión: tertuliano

(Imagen de serfuncional.com)

La RAE, en primer término, define “tertulia” como “Reunión de personas que se juntan habitualmente para conversar o recrearse”.

Es una definición muy exacta, que se puede comprobar empíricamente encendiendo la televisión una mañana cualquiera y mirando a la pantalla. La parrilla de la caja tonta está llena de gente sabia, culta, experta…y casi todos ellos son tertulianos. Porque no nos engañemos, en nuestro país nos va el tema de debatir, sobretodo si se trata de hablar de los demás y dar nuestra opinión. Por eso no es de extrañar que los programas matutinos sean la mayoría una gran mesa ovalada donde gente de lo más variopinto se dedica a discutir, criticar y analizar a cualquier acto o persona.

Decía Dani Martín, en su canción ¡Eh, tu!”que “La envidia es el deporte nacional en este puto mundo”Y tiene toda la razón. Muchos de estos tertulianos ponen muecas extrañas cuando hablan de algunas cosas, incluso gesticulan como si estuvieran hablando del fin del mundo. Le dan a todo una teatralidad que llega a resultar ridícula. Esa obsesión por saber todos los detalles, por investigar cada punto de cada artículo y por ocupar la entrada de la casa de cualquiera a la espera de una entrevista improvisada es algo horroroso, y no se a vosotros/as, pero a mí me da asco.

Para colmo, sentarse en una mesa a decir lo que pienses y no es precisamente un sufrimiento, al contrario. Aparecer en “La Noria” supone ganar 1.500€, por ejemplo, tal y como contó Alfonso Rojo en esta entrevista. Está claro que el negocio manda, así funciona la televisión. Supongo que el tema de informar, educar o entretener de forma normal ha pasado a mejor vida.

Si gritas, mejor. Si creas polémica, mejor. Sentarse en “Al rojo vivo”, de la Sexta, son 250€. En “Espejo público”, de Antena 3, son de 300 a 600€. La idea es armar ruido y llenar la pantalla de televisión. Y si haces alguna declaración polémica y te insultan en Twitter, mucho mejor. Así te convertirás en trending topic y la audiencia subirá también.

Y solo he comentado sobre la televisión, pero en la radio y la prensa escrita hay también verdaderos sabios. Son increíbles, un día hablan sobre la crisis económica mundial, al siguiente sobre como se transmite el Ébola y al otro sobre algún caso reciente de asesinato, y son expertos en todo. Lo que se pierde la NASA, oye.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s