Y nos ganaron olímpicamente

(Imagen de static.euronews.com)

Cuando era pequeño y veía hablar a los políticos por televisión, muchos de ellos me parecían inteligentes. Con el tiempo, mi opinión cambió. A peor, por si alguien tenía alguna duda.

Su dominio de los idiomas nunca ha sido su punto fuerte, la verdad. Para moverse por España no es obligatorio aprender inglés, pero si representas a un gran número de ciudadanos desde un cargo político, quizás te encuentres en tu carrera con gente que no hable tu idioma. Y actualmente, para salir del paso al menos, tienes que saber inglés. Tienes que aprenderlo, así de claro, no se trata de que te guste o no. Es una herramienta, sí, pero una herramienta muy potente que puede inclinar la balanza hacia tus propios intereses.

No me explico como hoy en día a los jóvenes se nos pide que estemos muy preparados mientras el presidente del gobierno no habla inglés. Así de claro lo digo. Al menos hay que dar ejemplo, practicar, intentarlo hablar en privado y luego en público.

Tampoco me explico como en la presentación de los JJOO salió Ana Botella con su acento inglés de niña de dieciséis años a explicar las bondades de Madrid. A mi me entró la risa cuando lo vi, espero que no le pasara lo mismo a ningún miembro del COI. Eso no se puede hacer así. Si Ana no habla inglés, o habla en español o directamente no sale a hablar, no pasa nada. Pero no se puede arriesgar nuestra imagen de esa manera. Sobretodo cuando somos los últimos en exponer antes de la votación y teniendo en cuenta que ella ya ha demostrado en otras ocasiones que tiene que mejorar su pronunciación. Yo, que no tengo un nivel de inglés espectacular, la entiendo, pero parece mi prima pequeña hablando, además de que hace gestos de actriz, como si estuviera representando algo. Lo primero que tiene que hacer es creerse de verdad lo que está diciendo.

Tampoco entiendo que Rajoy tenga que leer constantemente la hoja de su discurso. Ya lleva años en política, ¿nadie se ha preocupado de decírselo ni de ayudarle a mejorar su oratoria? ¿O es que nadie tiene bemoles suficientes para decirle sus fallos?

Lo mejor fue el discurso de Príncipe Felipe. No se le ve mirar a su hoja, se muestra natural, sonríe, gesticula y convence. Supongo que Rajoy y Ana Botella habrán tomado nota para mejorar, porque eso hace la gente responsable y con ganas de aprender, ¿verdad?

Y sobre la derrota de Madrid, hay poco que decir. Es inaceptable que una ciudad como Estambul, donde hasta hace poco morían manifestantes en las protestas contra el gobierno, quede empatada con España, y finalmente gane la votación. Es inadmisible. Luego estaba claro que Tokio llevaba las de ganar. Creo que no hacemos bien las cosas, al menos no en la dirección correcta. Ser la candidatura con mayor número de representantes (con todos los gastos pagados) no es una garantía de éxito. Tampoco lo es tener una nota favorable en los informes del COI, algo que resulta muy curioso. Te dicen que eres estupendo, y luego no te votan y pierdes. En turco y japonés no lo se, pero en español eso tiene nombre y se llama hipocresía. Y tiene pinta de que Interesaba que Estambul ganara a España para que luego Tokio tuviera el camino más fácil.

Sea lo que sea, algo tiene que cambiar, o el COI o nosotros. Y de momento es más fácil que cambiemos nosotros. Pidamos las olimpiadas cuando seamos una potencia mundial, no un país emergiendo de una crisis que lo ha dejado tocando fondo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s