Boston

(imagen de twitterheaders.co.uk)

No recuerdo como me enteré primero, si por Twitter o por la televisión, pero cuando supe que dos bombas habían explotado en la maratón de Boston, me encendí de rabia. Parece que ahora las competiciones deportivas tampoco están a salvo de los terroristas. No hay justificación posible, poner una olla repleta de clavos y metralla en plena tribuna y hacerla estallar es un acto cobarde. De momento ya vamos por tres víctimas y cientos de heridos. El terror inundó las calles de Boston, provocando sensaciones muy parecidas al 11-S.

Las televisiones volvieron a cambiar su programación, Estados Unidos se volcó con la tragedia y a las pocas horas ya había testimonios detallados y videos circulando por internet. La velocidad a la que se propagaba la información me sorprendió de nuevo, aparecieron fotografías algo impactantes sobre la tragedia. En poco tiempo, el hashtag #PrayForBoston (rezar por Boston) inundó las redes sociales. El año que viene la maratón se volverá a correr, es la mejor manera de demostrar que el mundo no se rinde ante el terrorismo.

Para terminar, os dejo con un precioso artículo que Oscar Vazquez, periodista y maratoniano, ha publicado tras los atentados de Boston.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s