Paseando por el atlas de las nubes

(imagen de libertaddigital.com)

Cuando llegué, la sala de cine ya estaba a oscuras. Había poca gente, algo típico en este tipo de películas, que no sabes muy bien de que va hasta que te sientas a verla. Cuando el título “El atlas de las nubes” iluminó la pantalla, sonreí, por fin había llegado el momento de ver la peli que había estado esperando desde antes de navidades. Ya comenté en una entrada anterior como descubrí esta historia. El libro me encantó, aunque tenía sus peculiaridades. Le película me ha encantado también, como os explicaré a continuación sin daros muchos detalles.

Para empezar, la película puede definirse, tal y como han señalado algunos críticos, de arriesgada. Y no lo es por la historia que cuenta, sino por la manera en que ha sido rodada. Para empezar, el concepto de que un actor interpreta a un personaje ha caducado en esta historia. Todos los actores principales interpretan, como mínimo, dos personajes, y algunos varios más. No deja de ser algo sorprendente ver a alguien y pensar que lo has visto hace pocos minutos, pero no recuerdas muy bien cómo ni donde (el maquillaje en ocasiones hace que no se puedan distinguir). Otra característica notable es el orden cronológico en que se narra la trama. No es nada lineal, vamos saltando de un tiempo a otro y de un personaje a otro en poco tiempo, casi sin darnos cuenta. Cuando la cosa se pone interesante, lo hace a la vez en todas las épocas y personajes, dándole una velocidad a la película que me resulta emocionante y muy divertida. De hecho, la cinta ha tenido tres directores, que de forma independiente han rodado cada uno su parte y luego lo han ensamblado todo. La música también está muy bien y se adapta a lo que vemos. Los actores son buenos y el maquillaje espectacular.

Aún no os he hablado de la historia en sí, pero la resumiré en pocas líneas. Trata sobre las repercusiones que tienen nuestros actos a lo largo de varios períodos de la Historia. Para ello, vemos varias historias de distintas épocas, comenzando en el Siglo XVIII en una isla del Pacífico y terminando en una época futurista. Todo está conectado, cada personaje de cada época tiene su otro yo en otro tiempo. Y vemos que sus acciones determinan el futuro de los demás. Otra gran enseñanza de esta película (al igual que del libro, que os recomiendo), es que hay que luchar por lo que queremos aunque estemos en tiempos difíciles. Y no quiero contar más…con ver el trailer en el enlace que os he dejado al principio lo entenderéis todo mejor. Tiene de todo: amor, amistad, épica, grandes momentos, emoción, tristeza, etc. La película (o el libro) debe enfrentarse con la mente abierta, dura tres horas, y si por mi fuera, duraría más.

Eso sí, la película tiene un pequeño defecto, porque la perfección no existe. Su defecto es que, si no os habéis leído el libro, el principio de la película es difícil de entender. Si os distraéis, será difícil que luego entendáis ciertas cosas y ciertos momento importantes. Requiere un esfuerzo, es cierto, pero creedme, vale la pena.

Un instante de “El atlas de las nubes” (imagen de cinedor.es)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s