Meses finales de curso

(imagen de grao.com)

El curso se va acabando, y en las aulas se palpa la tensión. De repente, un dia te das cuenta de que la gente no sonríe como antes. Los profesores, siendo muchos de por sí malos, ahora son más ácidos todavía, hacen bromas y se ríen. Ellos cobrarán a final de mes y luego darán carpetazo a este curso. Tu te juegas tu futuro en un mes, te juegas tener un futuro para poder cobrar o no. Los portátiles se esconden más, ya no se comparten archivos como antes. Poco a poco las cazadoras van dejando paso a los polares finos, y van apareciendo esas camisetas de manga larga que en poco tiempo será corta.

El viento, aún presente, se aleja, y muchos días ya avisan de que las temperaturas van subiendo. Como una olla a presión. Cuando las persianas de la clase están cerradas se respira un aire viciado, un calor contenido que tiende agobiarnos, y necesitamos respirar. Esa sensación de estar apretando las teclas frente al ordenador frenéticamente, para entregar algo a tiempo, no es plato de buen gusto. El tiempo se dosifica, suben los ritmos de trabajo, las taquicardias y los deberes se multiplican. Ya no se trata de estudiar algunas horas, se trata de hacer trabajos que entregar. Deben ser creativos, precisos y atractivos, porque a veces no importa lo bien que estén, importa que le gusten al profesor, así de real es todo esto. Porque los humanos fallan, y los que llevan dando clase mucho tiempo, también. Están más quemados que un solomillo excesivamente hecho, y eso repercute en los alumnos.

Los estudiantes vivimos estas fechas con resignación, sabemos lo que hay. Lo normal es que, a nuestra edad, llevemos toda la vida estudiando. Somos como los deportistas de élite, que saben relajarse cuando deben, pero a la hora de la verdad somos conscientes de los peligros. Hablo del peligro de suspender, ese verbo maldito que se repite en nuestras cabezas como un mantra horrible. Ese verbo que nadie quiere llegar a pronunciar en ninguna de sus formas, porque supone el fracaso, la mirada negativa, el no haber conseguido tu logro de aprobar. Vamos todos juntos a jugarnos el todo por el todo un año más, volveremos a caminar por el filo de la navaja, nuestro corazón volverá a latir a tope…

Anuncios

3 comentarios en “Meses finales de curso

  1. Pingback: Que será? | Desde Alicante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s