Dos tiendas muy distintas

Hoy tenía que ir a dos tiendas por la mañana. La verdad es que a lo largo del día me he quedado pensando en las diferencias entre ambas y la experiencia que he tenido en ellas. Os cuento.

En una de ellas, nada más entrar, uno no puede moverse. Todo el suelo está lleno de cajas de cartón amontonadas de cualquier manera repletas de contenido. Es complicado no tropezarse, además hay una gran mesa llena también de más cajas y papeles. Esta tienda tiene éxito, eso desde luego. Al entrar, el dependiente está hablando con una mujer que le había hecho un encargo. Tras hablar algunos minutos del encargo, se ponen a hablar del tiempo y un amigo en común. Así se pasan unos quince minutos, mientras yo me pienso si sigo esperando o me voy directamente a otra tienda. 

Al final, la mujer se ha dado cuenta de que yo me estaba impacientando, miró y dijo “bueno, voy a irme que el chico tendrá cosas que pedirte”. Le hice un gesto de agradecimiento al pasar a mi lado y hablé con el dependiente. Me acerco, y tras hablar un poco me piden mi teléfono. El hombre se va a buscar una libreta donde apuntarlo, pero no la encuentra. Como hay tantas cajas, se pone a buscar en varias, luego en la mesa, luego al lado del ordenador.

Soy yo quien le indica donde está, la coge, apunta mi número y me dice “llámame el lunes”. Ayer, que era lunes, le llamé sobre las once, y su respuesta inmediata fue “llámame sobre la una”. Al final, le digo que me pasaré hoy por la tienda y está de acuerdo. Hoy me paso por la tienda, que estaba exactamente igual que el otro día, nadie había ordenado nada. El hombre no está, tendré que volver otro día…

Y yo me pregunto, ¿no sería más fácil tener la tienda ordenada? ¿no atraerían más clientes dejando hueco para moverse por su tienda? ¿es bueno ponerse a hablar del tiempo cuando hay gente esperando para atender? ¿es correcto citar a una persona en tu tienda cuando sabes que puedes no estar?

Libros ordenados por colores (imagen de decoesfera.com)

Hoy me he ido a otra tienda. Nada más llegar, veo el mostrador reluciente, y tras él varias cajas de cartón ordenadas. No hay nada por el suelo, hay espacio para moverse. Me acerco a la dependienta y le pido varias cosas. En ese momento suena el teléfono y ella lo coge. Pero, en cuanto ve que voy a hablarle, le dice a la persona con la que habla (no era un cliente) que espere un segundo y me presta atención. Todo va rápido. Sin embargo, salgo por la puerta sin darme cuenta de que algunas cosas que he comprado no están en la bolsa, la chica no me las ha llegado a dar.

Esta tarde vuelvo a la tienda. Nada más entrar por la puerta, la chica ya tiene una bolsa preparada con lo que me he dejado. Me mira y me dice “ya se para que vienes, lo siento, aún no me he recuperado de la resaca de las vacaciones”. Nos reímos un poco y le doy las gracias.

Ya se a que tienda voy a volver, a aquella donde las cosas se hacen bien. A la otra, no lo sé…

¿Os ha pasado alguna vez algo parecido?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s