El tiroteo de Colorado y Jessica Ghawi

Jessica Ghawi (imagen de thehollywoodgossip.com)

Esta mañana al poco tiempo de levantarme he leído una mala noticia, un nuevo tiroteo se había producido en un cine de Estados Unidos. Las cifras son horribles, 12 muertos y 59 heridos.

Al principio, no me sorprendió, pero enseguida algo captó mi atención. En el tiroteo, ocurrido en Aurora, Colorado, había fallecido Jessica Ghawi, una joven reportera deportiva que asistía con un amigo suyo a ver el estreno de Batman. Sin embargo, el pasado sábado 2 de junio Jessica estuvo a punto de verse implicada en otra situación similar, cuando un hombre comenzó a disparar en el centro comercial donde se encontraba en Toronto, Canada.

Tras el tiroteo del centro comercial, Jessica habló en su blog sobre lo que había vivido, la entrada se puede consultar aqui. He traducido algunas partes. Lo más interesante es la reflexión final que hace Jessica sobre todo lo que ocurrió ese día. Una persona murió y siete resultaron heridas.

El centro comercial Eaton, en Toronto (imagen de postmediavancouversun.files.wordpress.com)

 

“Cuando llegue al centro comercial de Eaton, bajé a la zona de los bares y vi un restaurante de sushi. En vez de entrar, cambié de opinión y decidí que era mejor una hamburguersa y poutine (plato típico de Canadá). Comí del tirón. Luego averigüé, haciéndome una idea de la escena, que minutos después un hombre estuvo justo donde yo comí y abrió fuego contra la gente. Si me hubiera decidido por el sushi, habría estado en el mismo sitio donde encontraron a una de las víctimas.

Mi recibo muestra que hice mi compra a las 18:20. Después de comprar me sentí graciosa. No era el tipo de diversión que sientes después de gastarte el dinero que sabes que no deberías haber gastado. Era casi un sentimiento de precipitación, como si algo se me hubiera perdido. Una sensación que era lo suficientemente agobiante como para llevarme al exterior en la lluvia para coger aire fresco en vez de volver a la zona de los bares. Los disparos sonaron a las 18:23. Si no me hubiera salido fuera, habría estado en medio.

Caminé por el exterior del edificio. La gente empezó a salir. Cuando llegué a la parte de delante, vi un coche de policía y una camión de bomberos. (…) ¿Quién entraría a un centro comercial lleno de cientos de personas inocentes y dispararía? ¿Es este realmente el mundo en el que vivimos? (…)

Pude ver lo frágil que era la vida el sábado. Vi el terror en la cara de los testigos. Vi las víctimas de un crimen sin sentido. Vi vidas cambiar. Me acordé de que no sabemos cuando o donde acaba nuestro tiempo en la Tierra. Cuando o donde respiraremos nuestro último aliento. Para un hombre, fue en mitad de unos bares el sábado por la tarde.

Digo siempre que todos los momentos que tenemos para vivir nuestra vida son una bendición. Muchas veces me he encontrado a mí misma dándolo por hecho. Cada abrazo de un familiar. Cada risa que compartimos con los amigos. Incluso el tiempo de soledad es una bendición. Cada segundo del día es un regalo. Después del sábado por la tarde, se que realmente entiendo lo afortunada que soy por cada segundo que se me ha dado.

Siento que estoy reaccionando demasiado sobre lo que he vivido. Pero no puedo más que estar agradecida por lo que sea que me hizo tomar las decisiones que tomé aquel día. Mi mente sigue repasando lo que vi en mi cabeza. Espero que las víctimas se recuperen del todo. Me gustaría poder quitarme esta extraña sensación.  La sensación que me recuerda lo afortunada que soy. La misma sensación que me hizo salir del centro comercial Eaton. La sensación que potencialmente me haya salvado la vida.”

Ayer, Jessica acudió al cine con su amigo Brent Lowak a ver el estreno de Batman. Durante la película, un chico entró en el cine y lanzó una granada de gas lacrimógeno. En cuanto la gente se levantó, comenzaron los disparos. Según Brent, ambos se agacharon detrás de sus asientos, pero Jessica fue alcanzada dos veces y falleció. Brent, con un disparo en una pierna, consiguió salir y actualmente está en el hospital. Todo esto se ha sabido gracias al hermano de Jessica, que pudo hablar con Brent en el hospital, y luego dejó constancia en esta entrada de su blog. El blog de Jessica y su cuenta de twitter siguen abiertos, y ya comienzan a aparecer videos en youtube recordándola.

El cine de Aurora donde se produjo el tiroteo (imagen de latercera.com)

 

En Estados Unidos los problemas con las armas no son nuevos. Su legislación permite tener los llamados “arsenales domésticos”, lo que hace que miles de familias tengan en sus casas pistolas y rifles sin ningún problema. El país se encuentra en plena campaña electoral, y tanto Barack Obama como Mitt Romney ya han dado su pésame. Sin embargo, no es suficiente, el problema no desaparece. Es un país nacido de guerras de independencia y que tiene arraigado un fuerte sentimiento bélico, que se refleja en las decisiones que toman dentro y fuera de sus fronteras.

La legislación deberá endurecerse para que estas cosas no pasen más, aunque teniendo en cuenta la mentalidad de los americanos, será difícil.

Mientras, solo nos queda recordar a las víctimas y pensar que esto no va a suceder más. Jessica tenía razón:  Me acordé de que no sabemos cuando o donde acaba nuestro tiempo en la Tierra. Cuando o donde respiraremos nuestro último aliento. DEP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s