La imposible mezcla de política y deporte

(vía nadadepolitica.files.wordpress.com)

 

El deporte y la política nunca deben cruzarse en sus caminos. Quizás, el momento en el que más cerca se encuentren es cuando un político entrega algún trofeo en una competición deportiva. Hasta ahí bien, pero cuando se entra en un cruce de declaraciones o de acciones que se salgan de sus ámbitos habituales, las consecuencias son poco deseables.

Si estáis pensando que lo digo por lo que pasó ayer en la Copa del Rey, acertáis de pleno. Para empezar, la decisión sobre donde se jugaría la final estuvo precedida por una serie de declaraciones banales, que también tuvieron tintes políticos, que reflejaron una imagen muy pobre del deporte. Barcelonistas y atléticos querían jugar en el Bernabéu.

La opinión general era que deseaban jugar allí por lo que representaba el estadio, al ser la casa del Real Madrid, un club muy español. Ambos clubes fueron tachados de nacionalistas. Es evidente que una parte de sus aficiones no se consideran españoles, pero eso no quiere decir que no deban jugar en el Bernabéu (que en ese momento estaba en obras, tal y como se encargaron de probar). Es mi opinión. Si esto hubiera ocurrido con otros equipos, como el Celta de Vigo y el Cádiz, por ejemplo, no se hubiera producido discusión alguna, incluso habría parecido razonable pedir el estadio del club merengue.

La pitada ayer del himno fue monumental y así seguirá siendo. ¿Me gusta? No. Pero no podemos estar autodefiniéndonos constantemente como una democracia libre y tolerante y luego insultar a quién silba nuestro himno (sabíamos que iba a ocurrir). Eso se llama hipocresía. No veo lógico mezclar el deporte y la política porque ninguno de los dos sale ganando. Si a alguien no le gusta el himno tendrá que aguantarse, taparse los oídos o silbarlo, me da igual, porque el himno sonará igualmente.

Quien piense que, aunque seamos “tolerantes” no debemos permitir una pitada como la de ayer, que empiece a enumerar los problemas que tenemos en otros ámbitos, no solo en el deporte. A ver si va a resultar que todos los focos apuntan al fútbol, en este caso, por ser un deporte de masas, olvidando que esta misma semana hemos tenido problemas similares. Sin ir más lejos, con nuestros pesqueros.

Nunca debería hablarse de nada más que de deporte en un acontecimiento deportivo. Si hacemos lo contrario nos lo estamos cargando nosotros solitos. Fuera, en los bares, se hablará de lo que queramos, pero en un campo el protagonismo es el deporte y sus participantes, no las opiniones del público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s