Las revoluciones y el estómago

Revolución

La primavera árabe, algo que parece haber marcado un antes y un después en la Historia de la Humanidad, no es en realidad algo exclusivo de nuestra época.

Siempre han habido revoluciones y cambios de poder. Lo más destacable para mí de estas revueltas es que se han producido en la era de la información, de Twitter, Facebook, etc. Esto lo que ha producido es la rápida propagación de las ideas, a un nivel desconocido hasta el momento, un nivel global donde internet puede ser un medio, un fin o un arma arrojadiza.

Esta sobredosis de “bits” también nos ha recordado uno de los fallos que solemos tener como humanos, la ingenuidad. Muchos se creen lo que les cuentan. Recientemente, las protestas de Valencia han vuelto a remover conciencias. Cada periódico, dependiendo de su inclinación política, dice una cosa. Los testimonios a pie de calle de policías y profesores se contradicen, los videos de youtube y los informes del gobierno nunca se ponen de acuerdo. Todos los que nos hemos estado allí no podemos hacer otra cosa que analizar la información que nos llega y creerla o no, pero realmente no sabremos lo que pasó.

Las medidas llevadas a cabo por el Gobierno no son muy “populares”. Rajoy decía hace poco que no cree que en España se  reproduzcan las escenas de caos y violencia de Grecia. Y al leer esto me vino a la cabeza algo que nos decía nuestro profesor de Historia del colegio, y que tenía que ver con el estómago.

Si, habéis leído bien, y más de uno ya podrá imaginarse por donde van los tiros. ¿Que tiene que ver el estómago en las protestas? Él nos decía que en todas las épocas han habido revoluciones, y todas han tenido un denominador común, “Que faltaba comida. Mientras el estómago esté lleno, a la gente le pueden hacer de todo, y les gustará más o menos pero aguantarán. Pero si la gente tiene el estómago vacío, estarán dispuestos a lo que sea por cambiar las cosas” decía.

A veces habréis escuchado el refrán “A enemigo que huye, puente de plata”. Recomienda dejar huir al enemigo, ya que si le atacas y es consciente de que no tiene nada que perder, puede ser más peligroso. Algo similar ocurre ahora. También ha ocurrido en la primavera árabe, aunque en ese caso mezclado con la rabia contra el poder ejercido por los dictadores.

Millones de parados, millones de subsidios y pensiones por pagar. ¿Que ocurrirá cuando se acaben los ahorros y la gente deje de percibir? ¿Que ocurrirá cuando no haya más dinero? ¿Que ocurrirá cuando se vacíen los estómagos más de lo que lo están ahora?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s