Cámaras entre morteros

La guerra vuelve, como siempre, a ser injusta.

Hoy, Marie Colvin y Rémi Ochlik, periodistas cubriendo la guerra en Siria, han fallecido tras un ataque de mortero al edificio donde se encontraban. El ataque ha sido tan fuerte que aún no se han podido recuperar los cuerpos, enterrados bajo los escombros. Marie era estadounidense y trabajaba para el Sunday Times, y Rémi era un freelance que colaboraba con Paris Match, y que en su momento fue ganador del “WordPress photo”. Aquí tenéis el enlace de una galería de fotos suyas sobre la guerra de Libia (Fotos de Rémi). También esta disponible la última crónica de Marie, galardonada dos veces con el premio “Valentía en el periodismo”, en la que habla sobre la situación del país en guerra (Crónica de Marie). Marie perdió el ojo izquierdo en Sri Lanka haciendo su trabajo.

Marie y Rémi (Getty images vía metro.us)

La profesión de corresponsal de guerra es una que no deja indiferente a nadie. Los que no lo somos, nos preguntamos cómo se puede hacer, cómo se pueden meter entre edificios en ruinas y caminar sobre escombros todo el día para captar una instantánea o contar en el informativo de la noche lo que ocurre en la ciudad, resumido todo en un minuto de tiempo. Cuando pienso en esta figura, se me viene a la cabeza inmediatamente la imagen de Jose Couso, el cámara de Telecinco asesinado en Irak por un tanque americano.

Jon Sistiaga, su amigo reportero que le acompañó hasta el final, escribió al volver a España un gran libro titulado “Ninguna guerra se parece a otra”. Es un libro que recomiendo a todos los que quieran saber más sobre el trabajo periodístico en primera línea, está muy bien escrito y Jon consigue con sus palabras transmitir emociones de forma muy clara. Describe perfectamente la guerra de Irak vista desde la perspectiva de Jon, con muchas anécdotas y reflexiones, y cuenta al detalle como sucedió el fatal disparo del tanque que acabó con su amigo.

La guerra en Siria continúa, y digo guerra porque hay bandos armados que intentan matarse entre sí, y eso pasa de ser un “enfrentamiento”. Marie y Rémi son dos víctimas más aparte de las 17 que han fallecido hoy también, todos los días las noticias comienzan con el sonido de las bombas en la ciudad de Homs.

Hay que tenerlos muy grandes para irse a miles de kilómetros de casa jugándote la vida para informar. Pero la realidad es que, teniendo en cuenta la manipulación mediática de ciertos gobiernos, como el iraquí en su momento, que estos valientes estén sobre el terreno es una garantía de imparcialidad y veracidad que ninguna información gubernamental podrá igualar jamás.

Quizás el motivo por el que sufren voluntariamente tanto, la razón por la que se la juegan cada día en países lejanos y el ánimo que les empuja a seguir haciéndolo, sea evitar que alguien en el mundo pueda volver a decir la famosa frase de “En la guerra, la primera víctima es la verdad”. Y seguirán buscando la verdad.

Anuncios

Un comentario en “Cámaras entre morteros

  1. Pingback: Espanto internacional en Siria « Desde Alicante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s