Claro que se puede pasar

Así se comportan muchos (via unpasomas.fundacion.telefonica.com)

Cada día lo tengo más claro, hoy se ha perdido el concepto de autoridad. La actitud de la sociedad antes los problemas ha desembocado en la mentalidad de “cada uno es libre” y eso nos lleva a romper las reglas en aras de la “libertad”.

Pues lo siento, pero la libertad no es hacer lo que uno quiera, es no llegar a pisar la libertad del otro, o eso pienso yo. Entrando más en el tema que nos ocupa, la autoridad que protege esa libertad se encuentra desarmada ante las continuas faltas de la gente común. Veamos un ejemplo sencillo pero real:

Una calle tiene una desviación a la derecha. Como hay una manifestación, la policía corta la desviación a la derecha, para que los coches no se desvíen. Justo en el giro a la derecha hay una pequeña isla en la acera, que enlaza con pasos de cebra y un paseo. Pues bien, ya os podéis imaginar que va a suceder, un coche llega al punto y el policía le indica que siga recto ya que no puede girar a la derecha.

En un abrir y cerrar de ojos, el coche acelera de repente, se sube a la isla de la acera y pasando por encima evita la valla que ha puesto el policía. El hombre se queda mirando la escena, sin poder hacer nada. Típico ejemplo de “voy a pasar, me dejes o no”.

Me resulta gracioso, porque si esa persona por ejemplo tiene un accidente con el coche, seguro que quiere que haya algún policía cerca para que avise a una ambulancia…

Otro ejemplo. Soy de Protección Civil, en una ocasión tuvimos que ir a un pabellón de deportes donde se iba a celebrar un espectáculo. Nos situamos por parejas en las entradas al escenario, y yo me puse al lado de un gran biombo blanco que tapaba una entrada para gente de la organización. Nos decían que solo podían pasar por ahí personas del espectáculo.

A mitad de espectáculo, dos chicos se acercan a nuestra entrada. El primero empieza a quitar el biombo cuando le digo educadamente “disculpe, no puede pasar por aquí, tiene que pasar por aquella puerta…” el me mira, se ríe y dice “claro que se puede pasar”. Su amigo pasa tras él y desaparecen. Me entró una rabia…

Volvemos a lo de antes, si a ese le ocurre algo seguro que quiere que estemos ahí para ayudarle, que es nuestro cometido principal.

También hay que comentar que antes de este chico vino otro y me preguntó por donde podía pasar, se lo indiqué y se marchó educadamente.

Falta autoridad, falta respeto, ¿a donde vamos a llegar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s