Alegría mundial

Hoy toca recordar lo que pasó hace un año. Cerrar los ojos y poneos en situación…

Iniesta toca el balón, que se eleva a cámara lenta ante la mirada de millones de personas. Anticipando el bote, da pequeños pasos y arma su pierna derecha. Dispara, haciendo fuerza desde el tobillo hasta el torso, un cañonazo que el portero holandés no puede detener.

Momento histórico

Gol, es el gol de la victoria de España, el gol de Sudáfrica, el de la ilusión de un país, el que refuta la belleza del fútbol bien jugado, de toque, de corazón . Supone demasiadas cosas como para contarlas en una simple página de un blog, pues de esas ya hay millones.

España estalla, y le sigue el mundo entero. Yo no tuve la suerte de vivirlo en tierras españolas. Mientras Iniesta corría al córner a celebrarlo con sus compañeros, yo me levantaba de un salto del sillón.

Estaba en Inglaterra, concretamente en Bedford, un pueblo inglés al norte de Londres. Para ser más exacto, en la calle Bourneside. Estaba allí para hacer un curso de verano de inglés.

Por supuesto, llevaba puesta la camiseta de la selección (la de la Eurocopa), y la bufanda. Mientras en el campo los jugadores se tiraban unos encima de otros, yo saltaba en el salón mientras ponían la repetición del gol, no me lo podría creer, después de tanta tensión éramos campeones.

Los ingleses con los que hablé después del partido me dijeron que estaban contentos por la victoria de España, porque había sido merecida. Su respeto por nuestra selección me llenó de orgullo, y al día siguiente me paseé por el pueblo con la camiseta de la selección, con una sonrisa en la cara. Parece ser que no había muchos españoles por allí, yo al menos no me crucé con ninguno.

Fue un triunfo de todos. Esta generación se ha forjado en campos de tierra y estadios pequeños, en esos niños que aman el fútbol y salieron de la cantera. Eso ha provocado algo casi impensable, y sobretodo en esta época de crisis, y no es otra cosa que la unión del país.

El deporte vuele a darnos una lección (una más) de lo que es ser un equipo. En medio de la crisis, con viejas crispaciones de tiempos pasados, con problemas a cada esquina, La Roja ha unido a todo el mundo. Con una misma camiseta, hemos llorado, hemos sufrido la derrota ante Suiza y hemos disfrutado las victorias posteriores hasta la final.

Ese es el mérito de la selección, ese es el mérito de nuestro fútbol, nuestro deporte. Todos unidos bajo la misma pasión. No importaba estar en Alicante, Madrid, Barcelona o Bedford, todos éramos uno.

Y ese día todos nos sentimos orgullosos de tener a estos jugadores, de ser de esta afición, en definitiva, de ser españoles.

El triunfo de un equipo, de un pais

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s