Un genio entre muchos tontos

El pasado jueves ocurrió algo. El programa de Andreu Buenafuente finalizaba para siempre.

Nos brindó muchos años de alegría y risas por la noche, a esas horas en las que todo esta en silencio y todo es más recogido, más intimo. Para mucha gente era un auténtico clásico dormir un poco menos para poder ver el programa completo.

Siempre empezaba todo con un monólogo, autentico arte del humor. Andreu, o Berto en su defecto, nos divertían ridiculizando la vida diaria, esa que tanto creemos que nos llena. Encontraban gracia a todo, se reían en la cara los problemas, construían un mundo volátil formado por palabras y carcajadas. Y durante muchos años ese mundo ocupó las noches de la caja tonta, primero en Antena 3 y luego en La Sexta.

Después se sucedían las diferentes “secciones” del programa. Berto tenía su sección, al igual que Ana Morgade, la última cómica que llegó al grupo. Las combinaciones eran infinitas, así como los temas, a lo largo del tiempo consiguieron no dejar nunca de innovar, siempre nos sorprendían de alguna manera.

Posteriormente, venía la entrevista. Han pasado por allí directores de cine, actores, escritores, pilotos de motociclismo o fórmula 1, futbolistas, científicos, y un largo etcétera.

Buenafuente les hacía una entrevista donde además de reirnos aprendíamos cosas y escuchábamos historias de otros tiempos. Esa parte era la más enriquecedora, la que realmente ha creado la imagen de lo que es hoy Andreu, un cómico seguido por muchos. Sus opiniones siempre son escuchadas, porque el es el primer oyente de la calle, de lo que pasa en el mundo, y lo transmitía cada noche. Amante de la cultura y especialmente de la música, supo permanecer fiel a sus ideas, despotricando cada noche contra lo que no le parecía bien con total libertad.

Además, también había actuaciones musicales, unas veces de grupos conocidos y otras de formaciones que necesitaban un empujón a gran escala para que se les escuchara.

En resumen, un gran programa que se acaba para siempre. Durante estos años, ha habido un rayo de luz entre tanta porquería televisiva. Aunque Buenafuente y su equipo volverán la temporada que viene con otro trabajo, todos sabemos (y ellos también) que han hecho historia, que son respetados, admirados, queridos. Su trabajos nos ha hecho más felices, y ese orgullo merecido se lo llevarán siempre. Gracias por todas las noches que nos habéis dado alegrías!

Para terminar, os dejo con las últimas palabras de Andreu en el programa, y otro video curioso. Todo el mundo en pie, habla un genio. “Me gustaría que me recordaran como un profesional que trabajó con dignidad y honestidad”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s