Tic-tac

Girasoles

Aquí están las vacaciones. Con su calor, su brisa marina, la arena de la playa pegándose en la toalla, el sol que cae sin piedad sobre la ciudad. Ahora ya no se puede decir “hoy hace calor” sencillamente porque siempre hace calor.

Y será peor, imaginaros en julio y agosto. Podremos hacer tortilla en la carretera y tendremos que comernos los helados a gran velocidad, a no ser que nos guste el helado bebido.

Es una buena oportunidad para tumbarse (al sol o a la sombra) cerrar los ojos y desconectar de todo. Del ruido del tráfico, de los petardos en las hogueras, de los agobios. Quizás queréis llevar un nuevo rumbo, hacer algo distinto. Es el momento de mayor relax del año, al menos para mí, la temporada tanto de estudios como de deporte ha finalizado, y puedo ver las cosas más claras. Pienso mejor.

Tengo ideas novedosas, cosas que cambiar o mejorar. Nunca dejo de darme cuenta de la cantidad de cosas que podrían ser distintas si solo nos parásemos a pensarlas un poco. Cuántas cosas podríamos mejorar solamente mirándonos a nosotros mismos, a nuestro interior, ese gran desconocido. Podemos tener dentro muchos diamantes, piedras preciosas con las que llenar la Tierra. Estrellas ocultas en alguna galaxia que no conocíamos, o monstruos desconocidos que se ocultan en algún lugar de nuestra mente, de nuestro corazón.

Y al final, después de todo, seguimos mirando al cielo mientras escuchamos el tic-tac, y sigue siendo el mismo.

Anuncios

Un comentario en “Tic-tac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s