El Horizonte de Sucesos

Hoy os voy a hablar de astronomía. Por favor, no confundir con astrología, son dos cosas muy distintas jejeje. Como sabéis, la astronomía es la ciencia que estudia los cuerpos celestes, y voy a contaros algunas cosas sobre los agujeros negros. Me he documentado, no creáis que me lo sé todo de memoria…

En cuanto hablamos de agujeros negros, a todos nos viene a la mente la imagen de un hueco gigante en el universo, algo que lo engulle todo, sean planetas o naves espaciales. Las películas de ciencia ficción han ayudado sin duda a crear esa imagen de este fenómeno tan especial. Pero, como es de esperar, todo está un poco exagerado.

Hablemos primero sobre como se forma un agujero negro, luego veremos que partes tiene y finalmente nos haremos la pregunta más famosa, ¿que ocurre si nos introducimos dentro?

Un sol siendo devorado

Tenemos que empezar por definir que es una estrella. Es un cuerpo celeste que se forma cuando se junta gran cantidad de gas, principalmente hidrógeno. En cuanto los átomos de estos gases chocan unos con otros, y después de tantas colisiones la temperatura aumenta provocando una fusión nuclear. Dicha fusión genera partículas de helio, que hacen la estrella brille. Y también provoca que nos podamos pasar mucho tiempo mirando a las estrellas, pensando (equivocadamente) que podemos contarlas todas. Y si no os lo creéis, hacer la prueba.

Las estrellas duran mientras duren los gases que queman. También se genera gravedad por el simple hecho de ser un cuerpo en el espacio. Mientras más combustible tengan, más rápido se consume, porque tiene que producir más calor. El astrónomo Subrahmanyan Chandrasekhar calculó lo grande que podría llegar a ser una estrella soportando su gravedad mientras se quema. El resultado fue 1,5 veces la masa del Sol. Eso quiere decir que si la estrella tiene una masa inferior a ese límite, no pasará nunca de ser una estrella minúscula de color blanco. Es decir, que casi todas la que vemos son así.

Ahora bien, ¿que ocurre si es al revés? ¿que ocurre si la estrella, por algún motivo, sobrepasa esa medida de 1,5 veces la masa del Sol? Lo que ocurre a partir de ahí es casi un misterio, es un agujero negro.

En cuanto se sobrepasa el límite, la gravedad de la estrella es tan grande que comienza a hacerse pequeña cada vez más rápido. Los rayos de luz que escapan de la estrella (que hacen que podamos verlas desde la Tierra) empiezan a curvarse hacia dentro. Recordemos que la luz es lo más rápido que conocemos del universo, viaja a 300.000km por segundo. Pues bien, niquiera la luz puede escapar de un agujero negro. Mientras la luz viaja hacia el interior de la propia estrella adquiere un color más rojizo, y la gravedad aumenta cada vez más.

Esto que os he contado es lo que sabemos seguro, y además es observable con telescopios, pero a partir de aquí, todo lo que conocemos son suposiciones. Es decir, nunca se ha podido comprobar que ocurre en un agujero negro, solo se puede explicar mediante fórmulas matemáticas y teorías de astrónomos, incluido Einstein.

Así se vería un agujero negro

Como os iba diciendo, la gravedad aumenta en el interior de la estrella, y de repente se crea literalmente un agujero. Todo lo que llega a él desaparece al instante. Si pudiéramos acercarnos a uno observaríamos cuales son sus partes.

Primero, nos encontraríamos con el llamado “horizonte de sucesos”. Es el campo de acción de la fuerza gravitatoria, la barrera invisible, el punto de no retorno. Cualquier cosa que pase de aquí no volverá a salir, es un viaje solo de ida. Recordar que ni siquiera la luz, que es la más rápida, puede escapar. Una vez pasado este punto, nos encontraríamos viajando sin remedio hacia el centro del agujero. En todo este trayecto seríamos comprimidos cada vez más, haciéndonos más pequeños hasta llegar al centro. Finalmente, en el centro nos convertiríamos en una “singularidad”, es decir, estaríamos en una situación donde no se puede aplicar la física que conocemos, seríamos “algo” muy singular, que desconocemos por completo. De hecho, se piensa que el espacio-tiempo varía en esa zona, y se pliega sobre sí mismo con unas consecuencias que no conocemos. Teóricamente todo se comprime hasta el infinito, agrandando más todavía al agujero negro que nos ha tragado, y dejaríamos de estar en un espacio y tiempo como tal.

Hay agujeros negros por todo el universo, algunos más grandes que otros. El más grande conocido, se encuentra en la constelación de Cancer, y tiene una masa dieciocho mil millones de veces la del Sol. También tenemos otro en nuestra querida Vía Láctea, que se encuentra en el centro de ésta y tiene una masa cuatro millones y medio superior a la del Sol. Por curiosidad, y para que veáis que diferencias hay en el universo, el agujero negro más pequeño fue localizado en 2008, en la constelación de Ara, en la Vía Láctea, y tiene una masa de 3,8 soles con un diámetro de 24km. Un auténtico enano comparado con los otros.

Espero que os haya gustado y hayáis aprendido un poco más sobre esos grandes desconocidos agujeros que vemos en el Universo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s