Perdido entre tulipanes

Drenthe, el holandés.

Royston Drenthe siempre ha sido un jugador muy particular. Su historia no es nueva, jugador joven y con proyección que promete mucho y luego aporta poco.

Nacido en 1987 en Rotterdam, Drenthe se formó en las categorías inferiores del Feyenoord, equipo con el que llegó a debutar en 2006. Su buenas aportaciones durante esa temporada le llevaron a la selección holandesa, y ahí fue donde llegó su eclosión. Fue el mejor jugador de la Eurocopa sub-21 de 2007, lo que le catapultó al Real Madrid, y posteriormente también fue el mejor jugador en las Olimpiadas de Pekín 2008.

En su primera temporada en la capital (2007-08) jugó 28 partidos, en los que anotó dos goles. En la segunda 20 partidos y ningún gol. La tercera temporada fue la de su declive, solo jugó ocho partidos, sin ningún gol y con muchos pitos en el Bernabeu.

Y así llegó cedido al Hércules en su regreso a primera…

Sin embargo, los fríos números de Drenthe en su carrera no pueden mostrar su personalidad ni su falta de profesionalidad en algunos momentos, algo que lastra desde sus tiempos en Holanda. En cuanto el Madrid se interesó por él, y sabiendo que no había acuerdo entre los clubes (el Feyenoord pedía 28 millones y el Real Madrid no pasaba de los 12,5), no dudó en presentarse en el Tribunal de Justicia de la Federación Holandesa. Finalmente el Madrid pagó 13 millones. Drenthe fue silbado por varios aficionados en su despedida de Holanda.

En Alicante desde el principio se sintió como una estrella. Recorría a placer la banda izquierda haciendo bicicletas, desbordando, centrando y siendo una amenaza constante, nunca dejando de correr. Se convirtió en un jugador muy querido por la afición, prestigio que está perdiendo estos días. Tengo que reconocer que no siempre era el mejor sobre el césped, pero cada vez que llegaba al área todos nos poníamos de pie esperando que hiciera una jugada maestra. Es un jugador divertido que gusta por su desparpajo frente al rival y su naturalidad.

No ha pasado una temporada y ya ha aparecido en la prensa con asuntos fuera de lo deportivo, como cuando la policía le paró por exceso de velocidad en las calles de Alicante. Y lo último que ha hecho ha sido faltar una semana seguida a los entrenamientos tras las vacaciones, diciendo que el club le debe cinco meses de contrato. El club debe dos meses, y aun así todos los jugadores entrenan para preparar el partido frente al Mallorca que se jugará hoy en las Baleares.

Como dijo hace poco Valentín Botella, presidente del Hércules, “Drenthe está tirando su prestigio por la borda”. Esteban Vigo, su entrenador, también ha reiterado que “ahora no me vale lo que diga”. El Real Madrid también está haciendo de mediador, y la Asociación de Futbolistas también ha recriminado su actitud al holandés.

Espero que los aplausos menguen, y el público que asista al estadio no olvide estas cosas…porque como he dicho, aquí la gente tiene una memoria muy corta. Yo al menos no lo olvidaré, y mientras no pida perdón y mejore su actitud, seré uno menos que le aplaude.

Han aparecido pintadas en su casa y en el Rico Pérez, aunque el declara que “Mis ojos han visto cosas peores que esas pintadas”. Claro, tiene razón. Ser protagonista porque te pare la policía, ser un joven sobrevalorado, no tener profesionalidad, que te pite el Bernabeu y que te cedan por que no tienes nivel para el Madrid es peor, ¿verdad Drenthe?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s