Controladores fuera de control

La hemos liado...

El juego de palabras que conforma el título de esta entrada podría ser gracioso, pero para más de 600.000 personas no lo es.

Sin embargo, creo que es la mejor manera de definir lo que ha ocurrido en España desde el viernes por la tarde, cuando un colectivo de trabajadores decidió echar un pulso al gobierno.

Y podemos decir que ganaron, al menos al principio, aunque parece ser que el Estado ganará la segunda parte del encuentro.

Los controladores se quejan de sus condiciones laborales, bien. Sus blogs y sus perfiles de la red no paran de arremeter contra el gobierno, bien. ¿Y que hacen para solucionarlo? Un huelga salvaje, dejando tirados a los usuarios del transporte aéreo, mal.

Mi primera reacción al conocer la noticia, a pesar de no tener ningún billete para el puente, fue de indignación, de rabia contra el colectivo. Luego, en frío y más tranquilo, reflexioné sobre el motivo, porque si han hecho esta barbaridad por algo será, digo yo.

Finalmente, y tras repasar varias opiniones de gente a favor y en contra, decidí que aunque me parece lícito y normal que luchen por los derechos laborales que consideran justos, ésta no es la manera de hacerlo.

El caso me ha recordado mucho a lo que pasa en alguna ciudad cuando los servicios de limpieza están en huelga sin servicios mínimos. La basura se acumula en las calles, y eso llega a ser peligroso e impropio de un país como el nuestro, es vergonzoso.

El caso de los controladores no es igual, no hay tanto riesgo, pero los perjudicados son los de siempre, los ciudadanos que no tienen nada que ver.

No voy a entrar en si lo que cobran es mucho o poco, yo no soy quién para cuestionar la nómina de alguien, y mucho menos cuando no conozco el mundillo. Tengo el título de TCP (Tripulante de Cabina de Pasajeros), pero se poco sobre los controladores, mi conocimiento se limita a lo que pasa en el avión, no en la torre de control.

Tampoco soy quién para decir si sus turnos son justos o injustos, las vacaciones, etc.

Tengan las condiciones que tengan, en mi opinión nada justifica actuar perjudicando a gente que nada puede hacer para solucionar sus problemas. Y ahora se quejarán de que el gobierno va tras ellos, que los militares les apuntan con sus armas…bueno, nadie les ha obligado a ausentarse de sus pantallas, ahora toca asumir las consecuencias.

Sus derechos deberían defenderlos de otra manera, sin perjudicar a los demás, que no tienen culpa de nada. Si creen que sus condiciones son injustas que se esfuercen por cambiarlas, pero sin molestar a los demás.

Su razón la pierden cuando estiran demasiado de la cuerda, y si antes decían que era un colectivo maltratado, desde luego no han ganado muchos amigos desde el pasado viernes.

Mas bien al contrario, 600.000 personas y un gobierno no olvidarán el día en que un colectivo de trabajadores decidió apagar el cielo y congelar los vuelos de media Europa a un país turístico como España, que sin duda tardará en recuperarse.

Espero que las partes implicadas lleguen a un acuerdo y esto no vuelva a pasar, y que la justicia actúe conforme está escrito en la Ley.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s