Al borde del precipicio

Después de algunos días sin actualizar (lo siento si había alguien esperando), vuelvo para contaros una anécdota que me ocurrió hace años, pero en la que he pensado mucho después. Es uno de esos momentos donde, por una tontería, estás a punto de irte de este mundo, de morirte, de caer por ese precipicio del que nadie vuelve.

Verano en Alicante. Día soleado, sin viento. Había quedado con un amigo para salir a dar una vuelta en piragua. Quedamos en el Tiro de Pichón, un lugar conocido por todos los alicantinos, nos cambiamos y después de coger los chalecos fuimos a la rampa.

El suelo de cemento bajaba en un plano inclinado hasta que se juntaba con el agua. En vez de situar la piragua en el agua y subirme después, decidimos montarnos arriba y luego dejarnos caer por la rampa hasta el agua, algo que luego veríamos que había sido un error.

Yo fui el primero. Me senté en la embarcación y me ayudaron a sujetarme a la piragua. El propio chaleco tenía una tela que se juntaba con el borde de la piragua, así se evita que entre agua o que te salgas por algún motivo. Había una correa negra en la parte delantera de la que tirar para poder desabrocharse.

Cuando estaba todo dispuesto, me sentía como aprisionado, no estaba acostumbrado. No podía prácticamente girar el torso y me sentía torpe. Con la piragua enfilada hacia la rampa y mientras sujetaba la pala con las dos manos, me empujaron hacia el agua.

La piragua resbaló y empezó a doblarse mientras caía. Todo ocurrió muy rápido. Caí hacia un lado, solté la pala y puse los brazos para amortiguar el golpe, y justo cuando estaba a punto de golpearme la cabeza contra el cemento, llegue al agua, por un momento no pude ver nada, sólo burbujas.

Me encontraba boca abajo, no podía moverme porque estaba abrochado con el chaleco. Veía el cemento a un palmo de mi nariz y muchas burbujas. Poco a poco el cemento se alejaba, porque me alejaba de la rampa y entraba al mar.

Muy agobiado, empecé a palpar a ciegas la parte delantera de mi chaleco, buscando la correa negra para poder salir. Estaba tan desorientado que no podía mover la cabeza hacia delante, aunque tampoco hubiera servido de nada porque solo veía mis propias burbujas de aire.

Se me hizo el tiempo eterno, y la cabeza me empezaba a doler por la falta de aire. Entonces toqué una correa con mi mano, y tiré fuerte de ella.

Salí de la piragua, busqué la superficie y me puse de pie, con el agua casi por los hombros. Me había alejado mucho de la rampa, pero aún tocaba fondo. Recuperé la piragua y el remo y volví diciendo: “Ya podéis darme la medalla, he sobrevivido”. Y empecé a partirme de risa.

Son esos momentos donde todo se puede torcer en pocos segundos. Y si no hubiera encontrado esa correa…no lo habría contado. Cuando salí del agua, a varios metros de la rampa, estaba solo. Nadie se había tirado a ayudarme.

No pensé en la muerte, ni en Dios, ni en nada. Tenía tantas ganas de salir que solo pensaba en encontrar esa correa y salir nadando.

A veces no nos damos cuenta, pero la vida es más frágil de lo que parece. Es algo que nadie quiere decir, es un tema tabú que provoca asombro cuando se habla de ello, como si la muerte no existiera, como si nos pudiéramos librar de ella al no tenerla en cuenta.

Quizá nos convendría más a todos disfrutar el día a día, porque un día será el último, y a nadie la gusta arrepentirse en el último momento de las cosas que no hicimos, verdad?

Anuncios

2 comentarios en “Al borde del precipicio

  1. Madre mia,

    No sabía que te había pasado algo así, menos mal que mantuviste la cabeza fría, para buscar esa correa, cualquiera en tu lugar, habría empezado a tragar agua y agobiarse :S:S

    Que conste que Yo me hubiera tirado a darle la vuelta a la canoa!! ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s