Rosie y su vocación

crop635w_nursing-scholarships

(Imagen de fastweb.com)

Tenía pequeñas pecas en las mejillas y el rostro redondo y blanco, lo que provocaba que sus ojos negros parecieran escondidos del mundo exterior. Andaba por el pasillo con la firmeza de quien conoce el suelo que pisa y la gente a la que se va a encontrar. Yo la seguía, hasta que vi a donde nos dirigíamos. El turno había empezado hacía solo una hora. Sigue leyendo

Anuncios

Las aves y sus trucos contra el calor

7031

(Imagen de luontoportti.com)

El verano ha llegado, o al menos eso dicen.

Pero llega para todo el mundo, y también para las aves. Quizás, si alguna vez habéis intentado seguir a un pequeño pájaro con la vista, os hayáis preguntado si alguna vez se cansan de volar. Parece que no paran nunca, están cual niños hiperactivos de un lado para otro sin dejar de dar saltos y elevarse entre los árboles. Pero también se cansan. Y si se cansan, ¿también sudan? La verdad es que no.  Sigue leyendo

La lucidez de Marta

asc3ad-lucirc3adan-los-superhc3a9roes-en-su-vejez-5

(Imagen de recreoviral.com)

Ella estaba sentada en el borde de la camilla de la enfermería. La puerta estaba abierta y llegaban algunas voces atenuadas por el pasillo. Medio día. Al otro de la persiana abierta la ciudad tenía su propio ritmo, se distinguían las copas de los árboles y los áticos de los edificios. Marta miraba hacia la pared opuesta de la estancia con gesto distraído. Tenía en una mano un vaso de zumo de naranja medio vacío. O medio lleno.  Sigue leyendo

Los dos minutos de felicidad

bxe4wwiqvbrzx3uzhjwl_goldenyears_6

(Imagen de mymodernmet.com)

La habitación era una doble. A cada lado había una cama, con un espacio en el centro. Parecía la típica de cualquier hotel. Ella ya había colocado una silla entre las dos camas, mientras yo cogía otra plegable que estaba apoyada contra la pared y la desplegaba junto a ella. Mientras se sentaba volví a presentarme. Alumno de enfermería, me gustaría preguntarle algunas cosas respecto a su salud. “Claro, lo que necesites”. La conversación empezaba bien y acabaría todavía mejor. Sigue leyendo