Paseando por Budapest

Estos días he tenido la oportunidad de visitar Budapest, la capital de Hungría, y voy a contaros la experiencia porque vale la pena. Os recomiendo visitar la ciudad si tenéis ocasión. Podéis pinchar en las fotos para verlas más grandes.

Nada más llegar a la ciudad uno se da cuenta de que Hungría tiene una gran historia. Las numerosas estatuas, monumentos y placas de Budapest recuerdan a centenares de personajes y acontecimientos de la historia húngara.

Resulta curioso saber que los húngaros no se refieren a sí mismos como húngaros, sino como algo que podríamos traducir como “magyares”. El pueblo magyar ocupó la actual Hungría poco antes del año 1.000, y son los antepasados de los húngaros. De hecho, ellos se refieren a su país como “Magyarország”, que en su idioma significa “Tierra de los Magyares”.

El idioma también merece un punto aparte, no proviene de la rama del latín, sino de las lenguas urálicas, que hablaban pueblos nómadas venidas de la actual Rusia y el norte de Europa. A pesar de algunas palabras adaptadas de otros idiomas, resulta muy difícil para un español aprenderlo. Si alguno tiene curiosidad, puede aprender a pronunciarlo en esta página. Os deseo mucha suerte…

El origen de la palabra Budapest es el siguiente. La ciudad está partida por el Danubio, la parte del oeste es una zona montañosa y se conoce como Buda, mientras que la parte del este es llana y más moderna y recibe el nombre de Pest. El río une a las dos partes mediante varios puentes, formando el nombre de Budapest.

Tiene muchísimos sitios interesantes para ver. Os cuento los que más me han gustado, comenzando por el parlamento:

El parlamento es el edificio más grande de Hungría. Fue construido imitando al de Londres.

La entrada principal (imagen de 3viajesaldia.com)

Llama la atención su decoración, pasearse por dentro es como estar en una película. En su interior, dos soldados montan guardia junto a una urna donde se conserva la corona de San Esteban, el primer rey de Hungría y su auténtico héroe nacional. Fue el que hizo que los húngaros se convirtieran al cristianismo. La principal catedral de la ciudad lleva su nombre y su estatua está en el centro del altar.

Vista aérea (imagen de wikipedia)

La escalera principal

La corona de San Esteban

Sin embargo, la mejor vista del parlamento se puede obtener de noche, desde el Danubio. Los pájaros revolotean sobre el tejado mientras la luz amarilla lo llena todo y destaca sobre los demás edificios de la ciudad.

El “Monumento de los zapatos” es un homenaje más que recuerda a las víctimas húngaras durante la Segunda Guerra Mundial. En 1944, con la ocupación nazi, los alemanes enviaros a los campos de concentración a miles de judíos húngaros, de los cuales seiscientos mil fallecieron. Durante las persecuciones por la ciudad, muchos de ellos fueron asesinados, despojados de sus ropas y lanzados al Danubio. Hoy en día se les recuerda con un monumento que consiste en cientos de esculturas que imitan la forma de zapatos. De todos los tamaños y tipos, de hombres y mujeres. En algunos de ellos aún se dejan flores.

En Hungría son especialistas en hacer dulces, así que no es un buen sitio para estar a dieta. Abundan las terrazas donde se sirven grandes copas de helado y tartas espectaculares. No se puede pasar por Budapest sin sentarse por ejemplo en Gerbeaud, la heladería más antigua de la ciudad fundada en 1858.

El interior del Gerbeaud (imagen de europaenfotos.com)

En la calle también hay muchos puestos de dulces

El “Bastión de los pescadores” es una fortaleza con siete torres, que corresponden a las siete tribus magyares que se asentaron en la zona de Buda. En la edad media, eran los pescadores del Danubio los encargados de defender esa zona, y de ahí viene su nombre. Un entramado de calles de la edad media rodea la fortaleza, y al lado está el palacio real, que actualmente es la galería nacional de Hungría. Un buen sitio para disfrutar de las vistas.

(Imagen de viajeaeuropadeleste.com)

El antiguo palacio real, hoy la Galería Nacional (imagen de europaenfotos.com)

Budapest tiene muchos puentes que unen las dos orillas del Danubio. El más famoso y el más antiguo es el “puente de las cadenas”. Fue terminado en 1849. Los alemanes lo destruyeron al final de la Segunda Guerra Mundial, y los húngaros lo volvieron a levantar en 1949, el año de su centenario.

El puente de las cadenas

El pulmón de Budapest es la isla Margarita, esta situada en mitad del Danubio y une sus orillas con un puente del mismo nombre. Tiene dos kilómetros y medio de largo y quinientos de ancho. En su interior tiene algunos restaurantes, dos hoteles y un estadio de fútbol, entre otras cosas. Sobretodo es utilizado para hacer deporte. Un atractivo interesante que tiene es que la vista desde su puente es patrimonio de la humanidad, esta es la imagen:

Vista al norte desde el puente Margarita. Se pueden ver el parlamento a la izquierda, y a la derecha el palacio real y el bastión de los pescadores

Vista aérea de la isla (imagen de 2.bp.blogspot.com)

Uno de los parques de la isla

La ópera es un edificio clásico de Budapest, abierto en 1884. Para su construcción, la ciudad pidió fondos al emperador Francisco José I, y éste los otorgó con la condición de que la ópera fuera más pequeña que la de Viena, la capital. Es conocida por su gran acústica. El techo es lo más impresionante, por sus pinturas.

El techo de la ópera

El escenario

El patio de butacas

Una de las habitaciones

La fachada principal

Tras los numerosos conflictos que se han vivido en la ciudad, muchos edificios siguen aún sin restaurar. A veces el contraste es chocante, al ver una fachada completamente reparada al lado de otra ennegrecida y con impactos de bala en la pared. Por cuestiones de presupuesto, el ayuntamiento no puede tener todos los edificios restaurados.

La avenida Andrassy es otro patrimonio de la humanidad de la ciudad. Sus edificios antiguos se mezclan con las tiendas de lujo en las aceras. La avenida termina en la Plaza de los Héroes, un monumento erigido a los personajes más importantes de la historia de Hungría.

La Plaza de los héroes (imagen de fjredondo.com)

 

Aparte de estos sitios, hay otros lugares interesantes que visitar:

La sinagoga judía (imagen de images.placesonline.com)

El monumento a la liberación, construído en 1945 (imagen de 3.bp.blogspot.com)

El balneario Szechenyi, uno de los más grandes de Europa (imagen de meridiano180.com)

Espero que os haya gustado este paseo por Budapest. Si tenéis oportunidad, visitarla. Aunque tiene muchas cosas por ver, la mayoría están muy cerca y se puede ir a cualquier sitio a pie. En unos tres días ya habréis visto lo más importante. Muy recomendable!

El parlamento, visto desde el Danubio, con los colores de la bandera de Hungría (imagen de farm3.staticflickr.com)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s